El FSIS emite una advertencia de salud pública para kits de comida de pollo listos para comer sobre alérgenos mal etiquetados y no declarados

WASHINGTON, 25 de marzo de 2022 El Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (FSIS, por sus siglas en inglés) está emitiendo una advertencia de salud pública sobre la preocupación de que el componente de pechuga de pollo de los kits de comida de pechuga de pollo listos para comer (RTE, por sus siglas en inglés) pueda contener trigo y soya, alérgenos conocidos, que no se indican en las etiquetas del producto. El FSIS emite esta advertencia de salud pública para garantizar que los consumidores sepan que estos productos no deben consumirse.

Los kits de comida de pechuga de pollo se produjeron del 19 de marzo de 2022 al 22 de marzo de 2022. Los siguientes productos están sujetos a la advertencia de salud pública [view labels]†

  • 11.55 onzas envases de plástico de “comida recién hecha PECHUGA DE POLLO” con fechas de caducidad del 26/03/22 al 29/03/22, y códigos de lote TFNE078, TFNE079, TFNE080 y TFNE081.
  • 11.55 onzas envases de plástico de “Hannaford Fresh Made Meal Chicken Breast” con fecha de caducidad del 26/03/22 al 29/03/22, y códigos de lote TFNE078, TFNE079, TFNE080 y TFNE081.

Los productos llevan el número de planta “P-46638” dentro del sello USDA. Estos artículos se enviaron a tiendas minoristas en Connecticut, Maine, Massachusetts, New Hampshire, New Jersey, New York, Pennsylvania, Rhode Island y Vermont.

El problema se descubrió cuando la empresa fabricante notificó al FSIS que había observado condimentos diferentes a los habituales en el producto etiquetado como pechuga de pollo a la parrilla mientras preparaba los paquetes de comida de pollo.

No hay informes confirmados de efectos secundarios por el uso de estos productos. Cualquier persona preocupada por una enfermedad debe comunicarse con un proveedor de atención médica.

El FSIS ha verificado que los productos afectados ya no están disponibles para la venta, pero le preocupa que algunos productos puedan estar en los refrigeradores de los consumidores. Se insta a los consumidores que hayan adquirido estos productos a no consumirlos. Estos productos deben desecharse o devolverse al lugar de compra.

Los consumidores que tengan preguntas sobre la Alerta de salud pública pueden comunicarse con customercare@taylorfarms.com o al 855-455-0098. Los miembros de los medios que tengan preguntas sobre la alerta de salud pública deben comunicarse con press@taylorfarms.com.

Los consumidores que tengan preguntas sobre seguridad alimentaria pueden llamar a la línea directa gratuita de carnes y aves del USDA al 888-MPHotline (888-674-6854) o chatear en vivo a través de Ask USDA de lunes a viernes de 10 a. m. a 6 p. m., hora del este. Los consumidores también pueden buscar publicaciones sobre seguridad alimentaria en Ask USDA o hacer una pregunta por correo electrónico a MPHotline@usda.gov. Para los consumidores que necesitan informar un problema con un producto de carne, ave o huevo, el Sistema electrónico de monitoreo de quejas del consumidor en línea está disponible las 24 horas del día en https://foodcomplaint.fsis.usda.gov/eCCF/.

Leave a Comment