Lucas: experimentado – Atletismo de la Universidad de Carolina del Norte

por Adam Lucas

El 1 de abril, Roy Williams anunció su retiro.

este 1 de abril hubert davis liderará a los Tar Heels a través de la práctica abierta en el New Orleans Superdome como uno de los cuatro equipos participantes en la Final Four el viernes.

Realmente creo que estos podrían ser los 12 meses más notables en la historia del baloncesto de Carolina. Una era terminó abruptamente. Amaneció una nueva era. Se fueron los jugadores y llegaron los jugadores. Davis puso una foto del Superdomo en el casillero de los jugadores el primer día de entrenamiento. Los fanáticos regresaron después de una temporada de pandemia. Pérdidas. gana Final Four, y ahora los jugadores van a ver ese lugar que vieron en la foto del vestuario en la vida real en unos pocos días (también emocionados de ver el Superdomo: hubert davisquien personalmente no ha jugado o entrenado allí, y estaba mareado con la perspectiva de experimentarlo con su equipo el domingo por la noche).

Lo más triste de todo esto es que algunas personas piensan erróneamente que fue fácil. ¡Mira, el nombre Carolina gana por sí solo! Solo tira las bolas y los Tar Heels van a la Final Four. ¡Es tan fácil!

Si no recuerda nada más sobre la temporada de Final Four de 2022, que aún no ha terminado, recuerde esto: fue difícil. hubert davis Tuve que gritar y hubert davis Tuvo que alentar y hubert davis tuve que entrenador en cada viaje por el campo. Gracias a los esfuerzos de Davis y su cuerpo técnico, los Tar Heels se transformaron ante nuestros ojos en uno de los cuatro mejores equipos del baloncesto universitario.

Ese no es siempre el caso. No todas las temporadas serán tan teatrales.

Pero este lo hizo.

Quiero hacer una pausa aquí para recordarles que un “experto” nacional Davis escribió el 16 . exclamómi mejor entrenador de los 16 entrenadores en jefe en el Sweet 16. Gracias a Dios, Davis es mejor en su trabajo que algunos columnistas en el ranking de entrenadores.

Y, sin embargo, Davis insiste en que no se trata de él. Siempre ha dicho -y lo volverá a decir esta semana para los medios nacionales- que ve su trabajo de entrenador como un trabajo misionero, que se trata de brindar experiencias a los jugadores (Por cierto, entrenador Davis, usted también es experiencias para 55 años Tras la victoria del domingo, jeff lebo– que nunca llegó a una Final Four como jugador o entrenador – dijo felizmente a cualquiera que quisiera escuchar: “¡Patea cuarenta años por esto!” mientras da vueltas alegremente por el campo del Wells Fargo Center).

hubert davis quiere que los jugadores tengan experiencias, y las tienen. Jugaron Uno en el autobús (Love y Bacot son jugadores especialmente intensos, como era de esperar) y compraron sombreros de vaquero en Fort Worth e hicieron Tik Toks y se convirtieron en jugadores que estaremos viendo cada vez que vengan. Volvamos a Chapel Hill y diremos: “Ese es él. Fue parte del equipo de 2022. El primer año de Hubert. Llegó a la Final Four. Fue increíble”.

Fue ese tipo de marzo, y fue absolutamente fantástico. Es Carolina Basketball, pero es Carolina Basketball mezclada con algo descarado, algo divertido y algo de alegría pura y desenfrenada. me gustaría ver hubert davis abrazar a esos titulares de Tar Heel uno por uno a medida que llegaban en un circuito interminable del campo de Filadelfia.

Es real. En realidad es tan feliz, tan emotivo, dentro del círculo de baloncesto de Tar Heel. ¿Qué tan feliz es? La celebración de la victoria del domingo en San Pedro no estaba completa hasta que una de las esposas de un miembro del cuerpo técnico -aquí la dejo sin nombre, pero ella sabe quién es y no se puede esconder el talento- completó cuatro volteretas completas. , allí mismo en la oficina de baloncesto. Cuatro, por supuesto, representan la Final Four, que es a donde van los Tar Heels.

Después de la victoria del viernes en UCLA, los Tar Heels tenían menos de 48 horas para prepararse para las finales regionales. Pero hubert davis le había dicho a su equipo que quería que disfrutaran de estas victorias en los torneos de la NCAA, por lo que todo el equipo y sus familias se quedaron fuera de una sala de conferencias del segundo piso hasta pasada la medianoche, simplemente hablando, riendo y… disfrutándolo. Parecían disfrutarlo mucho. Y unos días después salieron y dominaron a otro oponente y lo hicieron todo de nuevo.

No creo que Davis sepa esto, pero tal vez porque creo que es más parte del mundo real que muchos entrenadores. Es alguien que se tomó el tiempo de comer con su familia el fin de semana de la final regional. Todos sus hijos estaban allí, y un día podrías tener hijos de esa edad y sabes que cada momento que están juntos es genial, y no importa dónde estés o lo que estés haciendo, cuando todos están en algún lugar juntos es el hogar. Entonces Davis hizo los arreglos para que los cinco miembros de la familia cenaran. Entre la paliza de UCLA y la depilación de St. Peter, por supuesto.

Pero volvamos a lo que el entrenador en jefe de Tar Heel puede o no saber. Le da estas experiencias a sus jugadores y estamos agradecidos por eso. Porque brady manek ahora tiene algo en común con Charlie Scott, Antawn Jamison y Marcus Paige, algo de lo que hablarán en el Smith Center en los próximos veranos de Tar Heel.

Sin embargo, aquí está la cosa: hubert davis nos da estas experiencias también. No sé dónde estabas ni cómo viste la victoria del domingo por 69-49. Pero apuesto a que sucedió algo que recordarás durante mucho tiempo, con alguien que es importante para ti.

Ahora lo experimentamos de otra manera. Hay mensajes de texto grupales y FaceTimes tantos como reunirse para ver un partido juntos. Sigue siendo igual de dulce.

El viernes por la noche, en nuestro mensaje de texto grupal familiar después del juego de UCLA, recibimos un video de nuestro hijo mayor, sin camisa, agitando una toalla alrededor de su cabeza y gritando. Todos entendimos.

El domingo por la noche, mientras se hacían planes para Nueva Orleans, nuestra hija menor envió un mensaje de texto: “Esto es algo que solo debemos hacer una vez cada cinco años”. A veces con más frecuencia. Pero no hay necesidad de frotarlo.

Ella es de Nashville y estaremos todos juntos en Nueva Orleans y ese fin de semana será en casa, y Carolina Basketball hizo eso. hubert davis hizo eso y brady manek y Caleb amor y rj davis y Armando Bacota y goteo negro y cada Tar Heel lo hizo y estoy muy feliz por ellos, pero también estoy muy agradecido. Es por eso que toda esa gente se destacó en el frío, agradeciéndote por brindar estos momentos, y tal vez tratando de devolverte uno también.

No sé por qué estas ocasiones son tan memorables, pero he visto lo suficiente ahora que sé de inmediato que estas son las que recordaremos durante mucho tiempo. Tenemos un muy buen amigo que tiene un hijo que tiene la edad justa, y fue al juego del domingo en persona y pudo ver a los Tar Heels ir a la Final Four. Mi esposa vio cómo lo sobrevivió, me miró y dijo: “Lo recordará para siempre”, y tiene toda la razón.

Todos teníamos ese equipo de Carolina, el que llegó justo en el año correcto, que nos consolidó como un Tar Heel para siempre. Este es el indicado para él, y dentro de 50 años podrá listar la parrilla de salida y todas las estadísticas, todo por este mes de marzo. ¿Tienes tiempo para que te cuente sobre los Tar Heels de 1987? Ese es mi equipo, siempre lo será. Ahora 2022 pertenece a toda una nueva gama de tacones por venir.

Alrededor de las 7:30 de la tarde del domingo, nuestra hija mayor subió esa escalera y cortó parte de la red del Wells Fargo Center. Esto sucedió porque en la noche más importante de su vida como entrenador, Davis se aseguró de preguntarles a los entrenadores si ya habían tenido la oportunidad de ascender. “¡Ve, ve!” gritó, como si fuera la parte más crítica de la noche. Traté muy deliberadamente de mirar hacia otro lado porque sabía lo emotivo que sería, pero cometí el error de mirar a mi esposa por encima de la cancha, y ella, la más dura de todos nosotros, la que ni siquiera llora al final. de Forrest Gump – estaba en modo de jadeo de cabeza en mano.

Carolina Baloncesto lo hizo. Y si nunca has visto a un miembro de tu familia radiante de orgullo mientras otro llora de alegría al mismo tiempo, te lo recomiendo.

Estas son las experiencias que estos Tar Heels nos han brindado hasta ahora. Después de que todas las redes fueron cortadas, goteo negro Se dirigió a la tribuna, donde lo esperaba su familia.

“Compartimos algunas lágrimas de alegría”, dijo su padre, Chon Black. “Es un largo viaje desde el patio trasero hasta ahora. Qué gran día para ser un Tar Heel”.

Más tarde esa noche, cerca de Chapel Hill, Black estaba en el autobús de Carolina, con una red alrededor del cuello. Los Tar Heels habían aterrizado en RDU y estaban conduciendo de regreso al Smith Center cuando comenzaron las preguntas:

“¿Crees que alguien estará allí?”

Era un domingo por la noche cerca de la medianoche y hacía 38 grados afuera. Era una pregunta razonable. Lo que no sabían era que en ese momento exacto, los estudiantes bajaron la colina hacia el Centro Smith, donde se alinearon en la acera que corre entre la arena y el Koury Natatorium.

Los jugadores actuales no lo sabían. No sabían que serían recibidos por cientos de fanáticos de Tar Heel, incluso en el frío helado de una noche escolar después de la medianoche.

Pero alguien sabía:

hubert davis† Escuchó sus preguntas en el autobús y estalló con una gran sonrisa, sabiendo que estaban a punto de tener una nueva experiencia que nunca olvidarán. “¿Habrá alguien allí?” preguntó. “No tienes idea.”

Tal vez no. Pero aprenden.

Leave a Comment